Jueves 15 de Noviembre de 2018

Dulces sin registro sanitario y de gran contenido de preservantes son un peligro para la salud de los niños, no solo en Halloween.

31 Octubre, 2018
Dulces sin registro sanitario y de gran contenido de preservantes son un peligro para la salud de los niños, no solo en Halloween.

Durante de la noche de brujas se expende gran cantidad de dulces que no presentan registro sanitario y muchos menos la fecha de vencimiento en la etiqueta de estos coloridos productos.


Salud en Casa.- En esta fecha es común que los padres de familia sean más permisivos al momento de supervisar el consumo de dulces de los pequeños de la casa, pero éstos podrían causarles daños importantes en su salud como el desarrollo del sobrepeso y obesidad, enfermedades crónicas como la diabetes tipo II o inclusive intoxicaciones gastrointestinales por la falta de medidas sanitarias en la elaboración y distribución de algunas de estas golosinas.

 

 

“Los padres tienen que supervisar muy bien los dulces que van a comprarle a sus hijos no sólo en Halloween sino todo el año, ya que la mayoría de estos productos industrializados usan una cantidad importante de aditivos químicos para brindarle sabor y color a sus productos”, indicó la nutricionista del Portal Salud en Casa, Carla Torres Fernández- Cabero.

 

 De acuerdo con la especialista, uno de los casos más comunes es el de la tartrazina (E102) responsable del color amarillo en muchas bebidas, néctares, gomitas, caramelos y dulces y que se encuentra extensamente relacionada con el desarrollo de dolores de cabeza, hiperactividad e insomnio en niños, alergias eincidencias de problemas respiratorios como asma.

 

“Durante de la noche de brujas se expende gran cantidad de dulces que no presentan registro sanitario y muchos menos la fecha de vencimiento en la etiqueta de estos coloridos productos golosinarios. En la mayor parte de casos, al momento de su elaboración usan gran cantidad de edulcorantes para potenciar el dulzor y pueden ser cancerígenas o además poseen un alto contenido de colorantes tóxicos para brindarles el color llamativo que quieren lograr pero éstas no son aptas para el consumo humano, causando consecuencias muy dañinas para la salud”, precisó.

 

 

 

 

Pueden generar diabetes 

                                                                                                           

No sólo en estas fechas el consumo de éstos productos es excesivo sino también en las fiestas infantiles y debido a que no aportan ningún tipo de nutriente sumada a la gran cantidad de azúcar que contienen se irán acumulando en el cuerpo en forma de grasa propiciando el sobrepeso y obesidad infantil e incluso el desarrollo de diabetes tipo II, siendo aún jóvenes.

 

 

Algunos puntos a identificar

Fecha de vencimiento, código de registro sanitario, lista de ingredientes, además de un empaque compacto y totalmente sellado, ya que muchos no cuentan con permisos de distribución y nadie se hace responsable.

 

 

Alternativas naturales

Los kekitos, mazamorras de frutas, dulces de quinua, barras energéticas saludables y hechas en casa son alternativas de snacks para los pequeños. Reemplazar el consumo de vidas gaseosas o envasadas por emolientes, chicha morada o jugos de frutas que resultan mucho más beneficiosas para su salud. Hay que cuidar la alimentación de los niños impartiendo en ellos buenos hábitos de nutrición y complementarlo siempre con la actividad física para contribuir a que mantengan un desarrollo equilibrado y normal.