Jueves 15 de Noviembre de 2018

Octubre: Tradicional turrón debe consumirse con cuidado

4 Octubre, 2018
Octubre: Tradicional turrón debe consumirse con cuidado

Turrón de Doña Pepa de 125 gramos es un equivalente a casi ocho panes franceses y aporta un promedio de 500 calorías.


Salud en Casa.- El turrón de Doña Pepa es un tradicional dulce peruano que se consume mayormente durante el mes de octubre, ya que se relaciona con la festividad del Señor de los Milagros, la procesión más grande del mundo.

 

 

“Su origen proviene de la tragedia de una esclava negra de Cañete, doña Josefa Marmanillo, quien, en el siglo XVIII, debido a su incansable dolor, recurrió a su fe en el Señor de los Milagros para aliviar sus males. En agradecimiento, preparó un colorido dulce y lo ofreció en las procesiones de octubre. La receta era una adaptación del turrón de Alicante traído por los españoles, hecho a base de una masa de almendras, avellanas o nueces, todo mezclado con miel y azúcar. En cambio, el peruano esta hecho a base de harina, grageas, chancaca, huevo, manteca, semillas, azúcar, frutas y especias”, manifestó la nutricionista del Portal Salud en Casa, Melissa Paz Krumdieck

 

De acuerdo a la especialista,  si bien es un alimento altamente calórico y azucarado, es parte de la cultura y tradición peruana, por lo que incluirlo en la dieta ocasionalmente y con moderación no altera los hábitos y prácticas alimentarias de la población ni influye de manera importante de la malnutrición.

 

“Se sabe que una porción de turrón de Doña Pepa de 125 gramos es un equivalente a casi ocho panes franceses y aporta un promedio de 500 calorías, lo que en muchos casos es un almuerzo o desayuno completo. Por eso, si se come como postre, la comida principal debería ser muy ligera y a base de verduras. Además, no debe acompañarse de bebidas azucaradas como refrescos o gaseosas, pero si con agua o infusiones sin endulzar y debería suponer la única fuente de azúcar refinada del día”, indicó.

 

De acuerdo con Melissa Paz,  se recomienda consumirlo dentro de una dieta equilibrada y de preferencia acompañado de actividad física. No obstante, en personas con dislipidemias, sobrepeso, obesidad, diabetes, entre otros se debe evitar su ingesta o en todo caso incluirlo previa consulta con el especialista encargado, ya que su alto aporte de calorías y carbohidratos en especial simples puede perjudicarlos.